LGBTPortada

¡Te pones esas gafas y te conviertes en gay!

Uno de esos sabios dichos mexicanos nos invita a “ponernos en los zapatos del otro”, para poder entender lo que le sucede y lograr ser empáticos con otra persona y comprender así la situación por la que atraviesa. Y siempre da buen resultado, ya que al “ponernos en los zapatos del otro” logramos ver las cosas desde la perspectiva de quién tiene el problema y comprenderle mejor.

Con base en lo anterior y usando los adelantos tecnológicos Daniel Ramos,  productor audiovisual español desarrolló unos lentes de realidad virtual con las que nos pondremos en lo zapatos de un hombre transexual, de una mujer lesbiana y en los de la pareja de otro hombre.  

Una vez que te colocas esos lentes de realidad virtual en tus ojos, ves, escuchas y sientes parte de todo lo que sufren las personas de la Comunidad LGBT+ al ser confrontadas, violentadas e incluso uno de los personajes vive en carne propia cuando un grupo de jóvenes golpean a su pareja y lo dejan tirado en la calle sin conocer su estado de salud.

Si en alguna ocasión has usado estos lentes virtuales, recordarás que en el momento en que comienzas a ver a través de ellos tu realidad cambia automáticamente. Comienzas a experimentar las emociones y las sensaciones que te brinda manejar un auto de carreras a 220 kilómetros por hora, o nadar dentro del rodeado de tiburones o en este caso, escuchar como tus padres te insultan hiriéndote tanto, que quieres salir corriendo de tu casa, o de tu escuela, al experimentar las humillaciones de tus compañeras y compañeros.

Vivir la vida de una persona LGBT a partir del formato de realidad virtual, ha ayudado a cambiar las actitudes de muchas personas para con nuestra Comunidad. Incluso algunas personas, hombres principalmente, han terminado su experiencia de vida, llorando desconsoladamente.

Daniel, el diseñador del proyecto recuerda cuando una pareja de amigos heterosexuales se pusieron los lentes y exclamaron: “¡Te pones esas gafas y te conviertes en gay!”

La idea original era llevar el proyecto por toda España, pero ahora con la llegada a muchos ayuntamientos del Partido VOX, lo previamente pactado se ha congelado.

En México tenemos que prestar mucha atención para que estos nuevos partidos religiosos y de extrema derecha, no lleguen a tener ninguna toma de decisión para que no nos ocurra nada similar.

Deja un comentario

Back to top button