EspiritualidadLGBTPortada

El verdadero Dios también ama a la Comunidad LGBT

Los auto nombrados representantes de Él en la tierra, han olvidado que Dios es Amor

La religión, manipulada desde siempre por hombres que se auto denominan “representantes de Dios en la tierra”, han impedido que personas LGBT+ que creen en Él y necesitan reforzar su fe, se acerquen a las iglesias. Y no solo se lo han prohibido, sino que se ha encargado de convertir sus vidas en un infierno.

Todos esos hombres han olvidado, o quizá nunca supieron, que Dios es amor, y que quienes somos creyentes, sabemos que Él nos ama a todas las personas por igual, sin ningún tipo de distinción. Por eso es que nació la Iglesia de la Comunidad Metropolitana, la ICM

En los años 60´s, el ejército de los Estados Unidos asesinaba a cientos de personas cada día en la guerra de Vietnam, y mientras que en todas las iglesias y religiones rezaban por el bien de esos soldados criminales, y al mismo tiempo aceptaban expresiones sociales como el movimiento Hippie, que proclamaba Amor y Paz, rechazaban absolutamente a nuestra Comunidad LGBT+

Troy Perry, al haber sido descubierto como homosexual, fue expulsado de su iglesia, socialmente expuesto por su esposa para exigirle el divorcio, la tutela de sus dos hijos, todos sus bienes, además de la consabida pensión mensual para la manutención de ellos tres.

Fue el 6 de octubre de 1968, un año antes de los Sucesos de Stonewall Inn, y con el movimiento Hippie en su apogeo, cuando Troy Perry ya recuperado emocional y económicamente, en su nueva casa de California, levantó por vez primera la Ostia en una reunión ecuménica, frente a un grupo conformado por 12 hombres homosexuales y mujeres lesbianas, en la iglesia que él mismo fundara con el nombre de Iglesia de la Comunidad Metropolitana, la ICM.

Y decimos por primera vez, porque dos años después, el reverendo Perry y su equipo, alquilaron el Tetro “Encore” de Hollywood que tenía una capacidad de 600 personas sentadas y 200 de pie, para realizar una eucaristía donde más de 200 personas se quedaron afuera escuchándolo predicar. Y a partir de ese día la ICM comenzó a tener presencia en todos los continentes, países y ciudades, como México.

En la Ciudad de México las primeras veces que nos reunimos como ICM fue en un departamento de la colonia Roma en 1980 o 1981, y cuando la cantidad de asistentes aumentó, se creó otro espacio de reconciliación espiritual, en otro departamento en la misma colonia, este se llamó “Otras Ovejas” y trabajábamos mucho más en cuestiones teóricas.

Actualmente, la Iglesia de la Comunidad Metropolitana también brinda sus servicios en Aguascalientes, Ciudad Juárez, Monterrey, Zapopan, Querétaro, Puebla y Río Bravo.

Y para conocer de manera directa lo que hoy son las Iglesias de la Comunidad Metropolitana, charlamos con el Hermano Efrén, de la ICM de Querétaro.

Hermano Efrén, ¿podría hacernos una presentación general las Iglesias de la Comunidad Metropolitana?

-Tenemos 55 años de fundados.

-Estamos en más de 50 países

Hemos tenido muchos sobrenombres:

La Iglesia del SIDA

La lglesia de los Derechos Humanos 

La Iglesia Gay

Cuando la realidad es que somos una Iglesia Radicalmente Incluyente, donde con amor trabajamos tanto con la comunidad LGBT, como con personas de talla baja, o en situación de calle, también con personas que viven con VIH/SIDA, divorciados etc.

Somos una fraternidad con amor por la humanidad, sin importar nada que no sea tratarles con Dignidad y respeto en igualdad de condiciones.

¿Desde cuándo trabaja la ICM en Querétaro y qué acciones han realizado a lo largo de este tiempo?

Las Iglesias de la Comunidad Metropolitana tienen presencia en Querétaro desde hace 8 años, realizando diversas acciones en favor de los diferentes grupos vulnerables.

Entre sus actividades más relevantes se encuentra la “Navidad Incluyente”, que es una cena tipo posada donde sin importar quién seas, de dónde vengas, a qué te dedicas, cuál sea tu condición socioeconómica, etc., puedes ser parte de una gran familia que te acepta, respeta y escucha en un espacio libre de discriminación. 

Por varios años hemos salido en diferentes momentos a pronunciarnos en temas de Derechos Humanos a favor de los grupos vulnerables, participamos activamente en las marchas LGBT+ de Querétaro mostrando el amor de Dios incondicional, entre muchas otras actividades.

¿La ICM es una Iglesia reconocida por el Vaticano o por alguna organización religiosa?

Somos una Denominación o Iglesia legalmente constituida en México, es decir, contamos con Registro ante la Secretaría de Gobernación a nivel Federal. En el ámbito mundial somos reconocidos ante el Consejo Mundial de Iglesias.

En cuánto si el Vaticano nos reconoce, la respuesta que puedo dar es que tenemos una relación cordial desde el respeto, no solo con ellos sino con todos los credos, pues creemos que ninguna iglesia tiene la verdad absoluta y que en cada una de las diferentes formas de buscar una Relación Personal con la Divinidad, la Gracia y el Amor incondicional de Dios, este se manifiesta.

¿Por qué la ICM puede celebrar bodas entre personas del mismo sexo?, y ¿Dónde son válidas estas bodas?

Es importante mencionar que las bodas religiosas no son una celebración bíblica, es decir, no se hace mención de que sea necesario contraer nupcias ante una iglesia para legitimar una relación de pareja. Dicho esto, cada religión y denominación tiene sus propios lineamientos donde “pone las reglas”, que desde su óptica determina cómo realizar dichas ceremonias.

Nosotros, en ICM, creemos que la Bendición de Dios es para toda persona que desee ser bendecido, sin importar nada que no sea su amor por Dios, y ese deseo de invitarlo a formar parte de su vida en pareja, pues las escrituras dicen que Él no hace acepción de personas, entonces ¿quiénes somos nosotros para hacerlo? 

La validez de estas ceremonias, puedo decir con certeza que, ante los Ojos de Dios, son válidas, pues el eje central de ellas es el Amor y los acuerdos que como pareja se profesan, y donde Dios mismo es el testigo de honor de dicha unión.

El Papa Francisco está abriendo la discusión para que la Iglesia Católica acepte los matrimonios entre personas del mismo sexo, que haya mujeres que puedan ejercer puestos que hasta ahora solo están permitidos para los hombres, y que los sacerdotes católicos puedan casarse y tener hijas e hijos, ¿qué opina al respecto? ¿Cree usted que se acepte algo de todo esto? Y, ¿por qué?

Es un pequeño pero importante paso el que el sumo pontífice de la Iglesia Romana ponga en la mesa este tema, pues abre una puerta que por muchos años ha mantenido cerrada a los diferentes grupos, que desde esas reglas del juego de su credo, consideran no dignas de ser o ejercer su fe. 

Si indagamos en la historia católica, nos sorprenderemos al encontrar que durante los primeros siglos de su fundación, se tenían liturgias de matrimonio entre iguales, e incluso hay santos mártires homosexuales y lesbianas, a quienes durante esas ceremonias de unión entre personas del mismo sexo, se les encomendaban las nuevas familias diversas.

Debemos estar abiertos a los cambios donde podamos acercarnos, cada día más, a ser personas que nos veamos como iguales, y así podamos experimentar el verdadero sentido de esa máxima “amarás al Señor tu Dios por sobre todas las cosas y a tu prójimo como a ti mismo”.

¿Dónde y cuándo, pueden asistir las personas interesadas a la ICM?

Aquí en Querétaro tenemos dos ministerios, uno virtual y otro presencial.

Quienes deseen conocer un poco más de nuestros horarios, ubicación y cómo acceder a nuestros servicios virtuales o presenciales, pueden comunicarse con un servidor al 442 599 5385, mediante mensajito de Whats.  O bien en Facebook, en la página ICM de México, ahí podrá encontrar más información sobre nosotros y las sedes que tenemos en el país.

Les invitamos a recapitular en las respuestas emitidas por el Reverendo Efrén. Son una nueva visión del amor de Dios para con la sociedad en general, y para con nuestra Comunidad, en particular.

Deja un comentario

Back to top button