BisexualEducaciónGayHistoria LGBT+LGBTPortadaVIH/SIDA

Día del Condón

13 de Febrero

Todas, todes y todos sabemos que el 14 de Febrero es el Día del Amor y la Amistad. Pero lo que casi no sabemos, es que justo el día anterior, el 13 de Febrero, se celebra ¡El Día del Condón!

Hoy, después de mucha lucha para que el Condón fuera conocido, reconocido, además de bien usado y no rechazado, celebramos su existencia, agradecemos sus súper poderes y su precio, en caso de que no les gusten utilizar aquellos que son gratuitos.

Hoy celebramos que podemos adquirir condones de colores, de sabores, con texturas diferentes, algunos de ellos al llenar el receptáculo les suenan campanitas, y dicen que en algunos casos uno puede elegir 6 segundos de alguna canción preestablecida, además de que ya existen con otro tipo de material, para aquellas personas a quienes les causa alergia el latex, y por supuesto los maravillosos condones femeninos que son de poliuretano, y que se pueden colocar hasta 8 horas antes de usarlos, tanto las mujeres, como los hombres. Y ya los hay incluso ¡reutilizables!

Pero esto, no siempre fue así.

En los 90’s, Jorge Serrano Limón, presidente de Pro Vida, financiado por la ultra derecha católica, demandó a CONASIDA por recomendar el uso del condón, asegurando que “…con el condón se busca bajar la natalidad a 1% en el año 2000“.

En los años 80´s, con la llegada del VIH, era sumamente difícil hablar de el Condón. ¡Y más difícil aún, mostrarlo! Hubo un tiempo, en que si la policía, que te detenía con cualquier pretexto, al revisarte te encontraba uno o más condones, te llevaba en detención al Ministerio Público, porque aseguraban que estabas “ejerciendo la prostitución”. Y hubo algunos casos en que tuvimos que hacer “vaquitas” para sacar “del bote” a algunos amigos.

En los 90´s, gente de ultra derecha, financiados en parte por la iglesia, hicieron cientos de campañas para que no se autorizara ni su uso, ni su venta, y gastaron millones de pesos comprando a los medios de comunicación para que no difundieran la verdad sobre los beneficios del condón, y ocultaran las acciones en favor que la Sociedad Civil de esa época, realizaba.

En otras ocasiones, cuando íbamos, a las escuelas preparatorias, a presentar Obras de Teatro, con información del uso correcto del condón y las consecuencias de no usarlo de manera permanente, las directoras y los directores no nos permitían presentarnos ante su alumnado.

En algunas ocasiones, los directores más alivianados, nos permitían dar la función “siempre y cuando no hablen del condón”. Ya con el paso del tiempo, nos daban autorización para dar la función “pero que no se les vaya a ocurrir sacar condones a la vista de las alumnas y los alumnos”.

Nos las ingeniábamos, y tengo que confesar que fueron más de 20 veces, que después de finalizar la Obra, a los chavos que nos pedían condones, les decíamos que “de puritita casualidad vimos a un señor que a la vuelta de la esquina de la escuela, adentro de una camioneta blanca, estaba regalando condones”, y la verdad era que habíamos llegado desde las cinco de la mañana para apartar ese lugar.

En esos tiempos, si algún papá o alguna mamá le descubrían un condón a sus hijos, y mucho más aún a sus hijas, era motivo de regaño marca diablo, o de plano les prohibían salir, o les obligaban a que cortaran con el novio o la novia, porque los adultos aseguraban que “si les enseñan a usar el condón, los están motivando a que tengan relaciones sexuales”.

Era increíble como los jóvenes se aterraban al ir a cualquier farmacia a comprar condones, porque aparte de que, en el momento en que decían en voz alta la palabra “Condón”, todo el mundo se quedaba congelado y mudo al interior de la farmacia, y sin discreción alguna volteaban a verlos, hasta salían de atrás de las farmacias las señoras de la limpieza a ver “a los putitos que estaban comprando condones”, porque a partir de la aparición del VIH y el SIDA, la sociedad estableció que “solo los putos compran condones”. Era mejor visto que los chavitos compraran cualquier tipo de licor, que compraran un condón. Y que las chicas se atrevieran a comprarlos era: ¡IM-PO-SI-BLE! Era más adecuado verlas embarazadas, que comprando un condón.

Polo Gómez pionero en la promoción del uso gratuito del condón y su internacionalmente conocido “Condomobil

Desafortunadamente con el correr del tiempo, todas esas personas adultas, se dieron cuenta de que el no haber fomentado la información y propiciar el uso correcto del condón, tuvieron repercusiones de salud en sus familiares jóvenes, e incluso en las personas adultas, ya que muchas de ellas se infectaron de VIH, y en el mejor de los casos, solo se presentaron embarazos juveniles no deseados.

Hoy, la venta y el uso de los condones es algo tan cotidiano, que ya nadie se acuerda de aquellas historias, por lo que quisimos compartirlas con nuestro público lector.

Teatro & SIDA, A.C., ya casi con 3 décadas de emplear el Teatro como medio prevención en información sobre el VIH/SIDA y el uso del Condón

Y para cerrar esta bolsa de recuerdos, les agradecemos a las Organizaciones de la Sociedad Civil de lucha contra el SIDA, antes conocidas como Organizaciones No Gubernamentales, como Teatro & SIDA, y el Condomovil, quienes a lo largo de las década han brindado su trabajo para controlar la transmisión del VIH, que uso del condón fuera algo bien visto, para que en las farmacias se ofrecieran sin ningún problema y que el Sector Salud los brindara y los otorgase de manera gratuita, tanto a las Organizaciones, como al público en general.

Con el paso de las décadas, el uso del condón se ha ido diluyendo con la aparición de medicamentos que evitan las infecciones de VIH en las personas, aunque a veces se nos olvida que paralelamente al VIH, existen más de 50 infecciones de transmisión sexual que el condón puede evitar, además de que no nos daña ningún órgano, como el hígado.

Afortunadamente hoy, podemos elegir entre usar el condón o utilizar la profilaxis pre exposición, ya que ambas opciones nos la brinda la Secretaría de Salud, a través del IMSS, ISSSTE, CAPASITS, de manera gratuita.

Deja un comentario

Back to top button