CulturaEntretenimientoLGBTPortadaVIH/SIDA

En el Teatro “Bolshoi” se cancela El Ballet “Nureyev”

 En protesta a la nueva ley contra la “propaganda homosexual” en Rusia

El ballet ruso “Rudolf Nureyev”, decide suspender su temporada de presentaciones en apoyo al reciente endurecimiento de las medidas represivas contra la comunidad LGBT en Rusia, y así rendir homenaje a la persona de quien llevan su nombre con mucho orgullo.

Pero ¿quién era Rudolf Nureyev?

Nureyev fue un bailarín ruso que nació en 1938, en medio de un viaje en tren. Su pasión por el baile la demostró desde muy temprana edad, logrando convencer a su madre que lo inscribiera en clases de ballet a los 17 años, en el Teatro “Kirov”, donde a los 23 se convirtió en el Primer Bailarín de la Compañía.

A los 23 años Nureyev salió de Unión Soviética con la Compañía de ballet a dar funciones por Europa. Estando en París tuvo una disputa con el director escénico, por lo que suspendieron las funciones, siendo llamado por el Ministerio de Cultura soviético para que regresara inmediatamente a su país. Cuando era escoltado por dos empleados rusos, escapó de ellos y corrió a pedirle a dos policías franceses que lo protegieran, para posteriormente solicitar asilo político, cosa que logró con gran facilidad.

De inmediato formó una excelente pareja de baile con Margot Fonteyn, también trabajó en la compañía de Martha Graham y en el American Ballet Theatre. En 1983 lo nombraron director del Ballet de la Ópera de París, donde trabajó hasta que murió el 6 de enero de 1993 por enfermedades relacionadas al SIDA, habiendo tenido una relación sentimental de 25 años con el bailarín y coreógrafo danés Erik Bruhn hasta su muerte.

El Ballet “Rudolf Nureyev”, consiente de las medidas de represión, desaparición y castigo contra la Comunidad LGBT en Rusia, decidió suspender sus presentaciones en honor al extraordinario bailarín de quien portan con mucho orgullo su nombre.

El Ballet Nureyev fue estrenado mundialmente el 17 de diciembre de hace seis años, dirigido por el maestro ruso Serébrennikov, y desde su estreno generó intensas polémicas en Rusia y en varias ocasiones se informó de la cancelación del espectáculo, que fueron desmentidas por el Teatro “Bolshoi”, donde se presentaba el espectáculo.

Las críticas se centraban en el diseño de la escenografía, que mostraba una enrome estatua desnuda del bailarín, así como molestias de los políticos por las repetidas referencias a la homosexualidad de un ruso.

La nueva ampliación de la ley rusa prohíbe la “propaganda de relaciones sexuales no tradicionales”, la pedofilia y la información sobre la reasignación de género en los medios de comunicación, internet, la publicidad, la literatura y el cine, y estableció una multa de más de 165,000 dólares o cárcel inmediata a quien incumpla con esta ley.

La nueva administración gubernamental amplió la prohibición de la “propaganda LGBT+” entre menores y adultos e incluye la pedofilia, y llamamientos al cambio de sexo entre adolescentes.

Esta ley ha sido duramente criticada por asociaciones LGBT+ y organizaciones de defensa de los Derechos Humanos como Amnistía Internacional (AI), quienes señalan que: “esas nuevas restricciones contra la Comunidad LGBT+, aumentarán la homofobia impulsada por el Estado ruso, lo que repercutirá en situaciones que podrían salirse de control”.

A esta suspensión de El Ballet Nureyev, se han sumado otras disciplinas artísticas independientes, ya que todos los grupos sufragados por el estado, si se unieran a esta acción, suspenderían de inmediato sus pagos.

Deja un comentario

Ver también
Close
Back to top button