CulturaMás

Editorial 1o. de Junio

Editorial 1º de Junio

Inicia el Mes del Orgullo LGBT+, y millones de personas nos preparamos para celebrar muchas marchas y muchas fiestas, donde brillarán los colores de nuestra Bandera Arcoíris y pareciera ser que todas, todes y todos estamos muy felices y contentos, pero no es así.

Aún existen muchos países que no solo esconden y niegan las orientaciones y las expresiones de género diferentes a las hegemónicas, sino que las criminalizan, como son los casos de Rusia y Uganda.

En algunos países aún son causa de asesinatos, y les llamo de esa manera porque no hay otra forma de referirme a una acción donde se quita la vida impunemente a una persona, simplemente por ser.

La correcta tipificación de estos viles asesinatos nos permitirán referirnos a ellos de la manera correcta: Crímenes de odio, de manera general o, transfeminicidios, en particular, cuando se perpetre contra una persona Trans.

En España las cosas han subido de tono, cada día hay más y más acciones lastimando a la Comunidad LGBT+, y ahora con el triunfo del conservador Partido Popular, el asunto se pone aún más peligroso aún, porque esto significa el ascenso a las leyes de la ultraderecha con el Partido VOX, que ha realizado cientos de acciones en contra de la Comunidad LGBT+

En México las cosas, por ahora, parece que van mejorando, aunque solo por un lado, gracias al inmenso trabajo que las Organizaciones de la Sociedad Civil que trabajan estos temas han realizado a lo largo de las décadas, ya que los crímenes de las mujeres trans no bajan, y la desaparición de integrantes del resto de la Comunidad, aumenta.

Por ejemplo, tenemos que asegurar las clausuras de esos espacios en los que pretenden curar una orientación sexual o una identidad o expresión de género, que al no ser una enfermedad, no hay nada que curar, los llamados ECOSIGS, que a pesar del aval en el Senado de la República, sus cierres definitivos aún continúan en pañales, como tampoco podemos dejar olvidado algo que se tiene muy estancado: el reconocimiento de la identidad de género de personas Trans y No Binaries, sin restricción de edad.

La celebración del Orgullo a nivel mundial, para que sea real, tendrá que seguir esperando, porque mientas haya una sola persona que forme parte de nuestra Comunidad, a la cual las leyes o las personas se lo impidan, la celebración seguirá siendo incompleta.

El Arcoíris no va a brillar con todo su esplendor, mientras tengamos pendientes sin resolver de manera legal, es por ello que esta celebración debe ser motivo para recargar energía y continuar adelante con la lucha hasta lograr todos nuestros Derechos.

Y para apoyar esa lucha es que arcoiris.city continuará realizando su trabajo de información, de orientación, de señalización. Y de dar abrazos también.

Mes del Orgullo, de la Dignidad, de la Lucha ¡y también del Dolor!

Deja un comentario

Back to top button