CulturaLGBTPortadaTrans

Coronel Amelio Robles

1er. suceso que legitima a Noviembre como el Mes LGBT Mexicano

Este es solo un ejemplo más para demostrar que el ser L, G, B, T o + no es algo que “está de moda”.

El 3 de noviembre de 1889, en Xochipala, Guerrero, nació Carmen Amelia Robles Ávila, quien desde muy corta edad se autopercibía con el género masculino, abandonó su hogar antes de los 18 años para enrolarse en la Revolución.

Entre agosto y noviembre de 1911, ya con el nombre de Amelio, estuvo a las órdenes de un campesino revolucionario de nombre Emiliano Zapata, quien aún no era muy conocido, continuando bajo sus órdenes hasta 1918, habiendo tenido bajo su mando a 315 soldados.

En 1923 se retiró del ejército, para reincorporarse en 1924, en donde le otorgaron el cargo de Coronel, con el cual participó en la Batalla de la Hacienda de Pozuelos, en el Estado de Hidalgo, donde resultó herido, obligándolo ahora si a retirarse del ejército.

A lo largo de estos años tuvo varias relaciones breves con diferentes mujeres, siendo Regula Robles Torres, con quien formalizó una pareja y educó a su lado a una niña, a la cual adoptó, con quien vivió hasta su muerte.

En su expediente guardado en los archivos militares, se encontró un acta de nacimiento apócrifa, gracias a la cual la Secretaría de la Defensa Nacional lo reconoció como veterano de la Revolución, y lo condecoró con honores en 1978.

Nótese que a pesar de referirse a él en género masculino, en su últma mención el Gobierno a través de SEDENA lo describe en femenino.

A pesar de esto, en 1983, un año antes de su muerte, la Secretaría de la Mujer del Estado de Guerrero, la Dirección de Culturas Populares del CONACULTA y el Instituto Nacional de Antropología e Historia, inauguraron el Museo “Coronela Amelia Robles”. Además en su pueblo natal una escuela primaria le pusieron, en su “honor”, el nombre de “Coronela Amelia Robles”.

El Coronel Amelio Robles Ávila falleció a la edad de 95 años en Xochipala, Guerrero, mismo lugar donde nació.

Es importante mencionar que la Comunidad LGBT+ de Nuevo León creó el Premio “Amelio Robles”, en 2010 a quienes apoyen a la comunidad LGBT+

La invitación es para que, al referirnos a el Coronel, lo hagamos de la manera en que él se percibía, rindiéndole con ello un homenaje un agradecimiento por la doble lucha que realizó a lo largo de su vida: contra la dictadura de Porfirio Díaz y contra la obligatoriedad del heteropatriarcado de negarse a respetar la manera en que las personas se perciben y expresan su género.  

Ser parte de la Comunidad LGBT+ no es una moda. Siempre hemos estado en todos lados.

Leave a Reply

Ver también
Close
Back to top button