LGBTPortada

Rusia, otra vez…

Rusia se une al bloque de países que pretenden, a cualquier precio, hacernos retroceder a las penurias del oscurantismo de la Edad Media.

Desde el comienzo de la invasión de Rusia, en febrero de 2022, el presidente Putin ha dicho que Rusia no solo está luchando contra Ucrania, sino también en contra de lo que él llama “valores occidentales”, refiriéndose a los Derechos de la Comunidad LGBT+ como “puro satanismo”.

A pesar de los miles de mítines, marchas, firmas, y demás acciones de apoyo a nivel mundial, para salvar la salud psicológica y física de la Comunidad LGBT+ en Rusia, su gobierno encabezado por V. Putin, continúa su labor de demoler, aplastar, triturar hasta hacer desaparecer cualquier resquicio de acción en favor de los Derechos de la Comunidad LGBG, así como inmovilizar con la cárcel de manera permanente, o con el asesinato de cualquier persona perteneciente a esta Comunidad, o a quienes, dentro de Rusia, manifiesten públicamente su apoyo.

En 2013, impusieron una nueva ley que perjudicaba a toda la población LGBT.

En 2017, llevaron a cabo la llamada “purga gay”, en la que detuvieron, encarcelaron, desaparecieron y asesinaron a cientos de personas LGBT.

Entre 2018 y 2019, el ataque a Chechenia fue devastador, ya que al desplegar la orden de que se detuvieran a todas las personas “que parecieran LGBT en cualquier lugar”, el gobierno ruso dio permiso para que la policía abusara, una vez más, de su condición de “protector ciudadano” y realizara otra cantidad increíble de detenciones, desapariciones, encarcelamientos y asesinatos.

Ahora en 2023, Vladimir Putin, abusando de su envestidura presidencial, firma la ley rusa que prohíbe todas las formas de atención de afirmación de género en Rusia, cambiar el género en documentos oficiales, como pasaportes, así como la eliminación de los Derechos de matrimonio, donde una persona sea Trans, así como la adopción para las personas Trans.

Médicos y activistas, no solo de Rusia, sino del mundo entero, han advertido que esta nueva legislación podría provocar un considerable aumento de suicidios y un mercado negro para la adquisición de sustitutos hormonales, poniendo también en riesgo la vida de que quienes requieren de ellos.

Esta nueva ley prohíbe la “propaganda de relaciones sexuales no tradicionales” entre todos los grupos de todas las edades. Cualquiera que sea atrapado cometiendo este “delito” puede ser multado, en moneda rusa, lo equivalente a 100 mil pesos mexicanos, al tiempo que para organizaciones y periodistas, que difundan apoyo al sector LGBT, se prevén sanciones económicas, y físicas, mucho más altas.

La ley fue adoptada por unanimidad por parte de los 386 diputados que estuvieron presentes en la sesión plenaria, ya que los 64 restantes de un total de 450, no asistieron a la votación.

“Esta decisión protege a nuestros ciudadanos, a nuestros niños. Piénselo: ha habido 50 veces más operaciones de reasignación de género que en Estados Unidos en los últimos 10 años…”, escribió Volodin, presidente de la Duma (Asamblea) rusa. “Este es el camino que conduce a la degeneración de la nación. Para nosotros, esto es inaceptable“, añadió.

Oleg Salagái, el viceministro de salud de Rusia, informó que en junio de 2022 hubo 996 solicitudes para cambio de sexo.

Esto es lo que pensaban estas personalidades de la extrema izquierda, a lo largo del tiempo.

Esto es lo que piensa la extrema derecha hoy mismo, básicamente en España.

Increíblemente ambos extremos están de acuerdo en una sola cosa: arrancarnos nuestros Derechos.

¿Cuál será la razón por la que dos enemigos, históricamente opuestos, están de acuerdo exclusivamente en este tema?

Compártenos tu opinión.

Deja un comentario

Back to top button