CulturaMujeresPortada

Marilyn Monroe

El primer ícono sexy del mundo

Norma Jean Mortenson nació en 1926 y murió en 1962 bajo el nombre de Marilyn Monroe, después de cuatro matrimonios, siendo el último de estos con un mexicano.

Se dio a conocer mundialmente gracias a un calendario donde aparecía totalmente desnuda sobre una tela de terciopelo rojo, habiendo aceptado posar así, porque no tenía dinero para pagar su renta.

Entre sus diversos amantes se cuentan dos de los hermanos Kennedy y Marlon Brando, además de otras estrellas hollywoodenses como Judy Garland, Joan Crawford, Marlene Dietrich y Greta Garbo, entre otras.

A los 36 años Marilyn dejó grabadas 63 canciones en 7 álbumes de larga duración en acetato, y 29 películas filmadas, dejado una más inconclusa.

Marilyn, es considerada como la mujer más fotografiada de la historia, tomando en cuenta que en la época en que la fotografiaban usaba el rollo fotográfico, donde solo se podían tomar 12, 24 o 36 impresiones para llevarlas a revelar e imprimir.

Además es una de las personalidades sobre la que más se ha escrito en el mundo, y de quien más posters han sido impreso.

Un cartel de “La Comezón del séptimo año”, en la que aparece en una de sus poses más conocidas, la cual fue motivo de uno de sus divorcios.

La Monroe, amaba a México, su cultura, sus tradiciones, su comida y la ropa mexicana, por lo cual nos visitó en tres ocasiones formales, y muchas más en secreto.

Miss MM fue una de esas extrañas mujeres a las que todos los hombres querían proteger, y a la que todas las mujeres querían parecerse a ella, y de la que jamás tuvieron celos, porque la veían como su hermana, la más chica.

En sus inicios Madonna realizó un video, en el que la imitaba absolutamente en todo, habiendo admitido que “Aunque nos esforzamos, nunca alcancé su belleza natural”.

El siguiente texto forma parte de uno de los miles escritos sobre ella.

Marilyn Monroe fue elegida para la primera portada de la revista masculina “Playboy”, que llegara a ser tendencia mundial.

“Trabajaba yo en el Hotel “Continental Hilton” cuando en 1962, llegó a hospedarse Norma Jean Baker, más conocida como Marilyn Monroe, y se le asignó la suite “Chapultepec”, que es la suite presidencial del hotel, ubicada en el piso 14.

Estaba yo en la recepción cuando una de las secretarias me dijo que el señor Jean Piere Piquet, gerente general del hotel, me solicitaba en su oficina. Subí y el señor Piquet, con su inconfundible acento francés, me ordenó que fuera a mi casa por ropa para tres días, pues me iba a dar una habitación en el piso 14 para que estuviera pendiente de lo que se le ofreciera dentro del hotel a Marilyn Monroe.

A la derecha, sobre Paseo de la Reforma, en la Ciudad de México, el Hotel “Continental Hilton”, fracturado en 1985 por el sismo y demolido en 1986

Casi me dio un infarto de la emoción, pues desde que la había visto en “Niagara” no me había perdido una sola de sus películas, y creo que hasta estaba enamorado de la actriz. Cuando regresé al hotel con mi ropa, el señor Piquet, después de que me instalé en una habitación 1424, me parece, me llevó a la suite “Chapultepec”, y me presentó a Marilyn Monroe.

Marilyn Monroe en “El Tenampa”, en la Ciudad de México.

Le dijo que yo iba a ser su anfitrión en el hotel, y que cualquier cosa que se le ofreciera dentro del mismo me llamara a mi habitación para que yo la atendiera de inmediato.

Me dijo que durante la estancia de Marilyn Monroe en el hotel yo no trabajaría en la recepción, y que estuviera en la habitación dispuesto a toda hora, para atender a la actriz en caso necesario. Yo sabía que era muy difícil que Marilyn me buscara, por lo que me llevé una buena cantidad de novelas para leer durante dos o tres días.

Marilyn con el “Indio” Fernández en su última visita a México en febrero de 1962

Sin embargo, Marilyn me llamó tres ocasiones: una para desayunar con ella en la suite “Chapultepec” y dos más para que tomara café con ella, pues tenía ganas de hablar. Esas tres conversaciones con Marilyn Monroe las atesoro en mi memoria como algo inolvidable. A través de ellas descubrí a una mujer tímida e insegura de sí misma, que era consciente de su tremenda sensualidad.

Marilyn aprovecho su visita a México para conocer al director Luis Buñuel, mientras filmaban “El ángel exterminador”.

Ella se resentía del hecho de que la mayoría de los hombres la tomaran como objeto sexual. Quizás otras personas que la trataron más que yo tengan otra impresión de ella, pero quiero decirles que en esas tres conversaciones que tuve con ella me abrió su corazón y me habló cosas sobre su vida, sus sueños, sus romances, sus fracasos y muchas otras cosas que quizás nunca antes había comentado. Todo esto fue en esa visita, la última que hizo al D.F.”.

2 comentarios

  1. Gracias, por esta nota.
    Que interesante conocer a la mujer, a la persona y no sólo al sex símbolo explotado por la industria cinematográfica y por los hombres.

Leave a Reply

Back to top button