CulturaDerechos HumanosEducaciónLGBTMujeresPortada

La Tribu Cherokee honra a las Mujeres

Tradiciones de una cultura originaria de México

La Cherokee es una de las tribus más antigua que aún habita en América, y que recientes descubrimientos arqueológicos y lingüísticos aseguran que su origen se encuentra en el norte de México.

Las y los Cherokees se refieren a sí mismos como “Tsa-la-gi” o “A-ni-yv-wi-ya” que significa “La gente del principio”. La palabra Cherokee es originaria de los vocablos “Choctaw”, “Cha-la-ke”, que significa “Quienes que viven en las montañas”.

Existe una leyenda Cherokee que narra la charla entre un viejo y un niño, al cual le explica: “cuando naces aparecen dos lobos, entre los que en algún momento se va a librar una batalla a muerte y el vencedor te acompañará por siempre”.

Uno de ellos es malvado: y está repleto de ira, envidia, avaricia, arrogancia, resentimiento, mentiras y ego. El otro, es bueno: abundando en su interior alegría, paz, amor, esperanza, serenidad, humildad, bondad, amistad, generosidad, verdad y compasión”.

El niño preguntó: ¿Y cuál lobo va a ganar? A lo que el viejo sabio respondió: “Aquel al que tú alimentes.”

De la cultura Cherokee existe algo que nos pareció sorprendente, y es que, según sus costumbres ancestrales, las mujeres decidían entre ser guerreras o esposas. Si optaban por lo segundo, ellas mismas elegían al hombre, y si lo pedían, podían vivir un tiempo para con él antes de la ceremonia de boda y ver si daba lo que ella esperaba, y de no ser así, lo “regresaban”.

Si ya estando ya casadas decidían divorciarse, solo tenían que sacar las pertenencias de él en la entrada de su choza, sin tener que justificarse, y mantenían exactamente la misma honorabilidad ante la sociedad.

Ni el marido, ni mucho menos el padre, les pedían explicaciones. Ese era el nivel de confianza que tenía esa raza para con la justicia femenina, ya que entendían que las decisiones que tomaran las llevarían siempre a cuestas, para bien o para mal.

A la mujer se le consideraba justa, sensata, prudente e inteligente, por lo que eran apoyadas al máximo para que cumpliera su rol de “ama de casa”, siendo este importantísimo y sumamente respetado, porque se consideraba a la familia como la unidad social predominante, y solo las mujeres eran aptas para estar al frente.

Esto les daba un gran poder económico, social y político, incluso en los consejos de guerra, cuando no llegaban a alguna decisión unánime, existía un grupo de mujeres que intervenían para dar su fallo final. Ese puesto era respetado y codiciado, ya que solo lo ocupaban las mujeres más sabias, y las más viejas, del clan.

Si acaso una de ellas llegaba a cometer una injusticia con su familia, no era castigada más que con el repudio de su gente y era lo peor que podía sucederle. Su honor radicaba en ellas mismas, y lo único que las podía conectar con la Madre Tierra.

Actualmente, dado esta fuerza que continúan teniendo las mujeres Cherokees, no permiten los matrimonios entre personas del mismo sexo, sin embargo, no existe ningún rechazo para las personas LGBT+ dentro de sus comunidades, ya que, por sus mismas tradiciones, respetan la existencia de las personas Dos Espíritus, quienes son respetados como personas que albergan dentro de un mismo cuerpo, el espíritu masculino y el femenino, al mismo tiempo.

Deja un comentario

Back to top button