Más

Fezco, el perrito que fue abandonado por sus dueños por ser gay

La historia que les presentar a continuación sucedió el año pasado, sin embargo decidimos publicarla por el alto grado de reflexión que nos motivó.

Una de las historias más desgarradoras y que sirve como clara muestra de que los prejuicios humanos también recaen sobre los animales, es la historia de Fezco, un perro mestizo de cinco años que vivía en Carolina del Norte, Estados Unidos.

La historia de Fezco se volvió viral, pues demostraba como los animales cargan con los prejuicios humanos.

Este perrito fue abandonado luego de que, quienes lo adoptaron se percataran de que se encontraba montando a otro macho, motivo por el cual lo abandonaron en medio de una carretera solitaria.

Cuando los Servicios de Protección de animales (del condado de Stanly en Albemarle, cerca de Carolina del Norte), lo rescataron y le brindaron la atención médica que necesitaba, ya se encontraba en muy mal estado.

Luego de que fuera abandonado en la carretera por sus antiguos dueños, una pareja heterosexual, ahora fue una pareja homosexual conformada por Steve Nichols y John, de Carolina del Norte, quienes se mostraron sensibles y optaron por brindarle una segunda oportunidad, y comentaron que Fezco no había sido bien cuidado por sus antiguos dueños, pues presentaba parásitos en el corazón, por lo que rápidamente fue llevado al veterinario.

Dicha decisión fue tomada luego de que se identificaran con la historia del perrito, pues ellos también han sufrido discriminación por su orientación sexual.

Así como Fezco recibió una nueva familia, también obtuvo un nuevo nombre, el cual es Oscar, esto en reconocimiento al poeta irlandés Oscar Wilde, además compartirá hogar con Harry, un perrito mezcla de Terrier y Chihuahua, por lo que ahora además de contar con un nuevo nombre, Oscar cuenta ya con un nuevo hogar, un nuevo hermano y una nueva familia que lo aman.

Comparte la nota y comenta que piensas al respecto.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Back to top button