BisexualGayLésbicoLGBTPortadaSalud

Estudiantes homo, les y bi con mayor riesgo de insomnio

La Universidad de California en San Francisco, a partir de revisar en los reportes de los casos en los que dieron atención de salud mental al alumnado en  general, se dieron cuenta de que jóvenes gays, lesbianas y bisexuales hacían el doble de esfuerzo para poder conciliar el sueño, que el que hacían las y los jóvenes heterosexuales.

Según lo publicado por la revista científica “Salud LGBT”, AL ahondar en la revisión se percataron que los conflictos familiares, la depresión y el estrés eran los causantes de ese insomnio.

“El alumnado bisexual, lésbico o gay son víctimas de discriminación y actitudes negativas, por su orientación, lo que puede dificultarles tener una buena noche de sueño. Los problemas itrafamiliares, sus sentimientos de tristeza y desesperación podrían dificultar que los jóvenes bisexuales, gays y lesbianas durmieran placenteramente”, comentó Jason Nagata, uno de los autores del estudio.

Entre 2018 y 2020, fueron los datos de 8,563 jóvenes de 10 a 14 años, conformaron parte del mayor estudio realizado a largo plazo sobre el desarrollo del cerebro y la salud infantil en Estados Unidos.

Al responder a las preguntas sobre los hábitos de sueño que tenían los estudiantes que aún cuestionaban su sexualidad respondiendo “quizá” a la pregunta de si se asumen como bisexuales, gays o lesbianas, también presentaron más problemas para conciliar el sueño en comparación de sus compañeras y compañeros heterosexuales.

Kyle T. Ganson, otro de los autores de la investigación, pidió a las familias de los estudiantes con problemas de insomnio que apoyen a los jóvenes adolescentes con su presencia y “generen la exploración de su propia identidad y el desarrollo de sentirse ellas y ellos mismos, comprendiendo que están pasando por una época difícil al confrontar su cotidianeidad con las presiones sociales, los cambios físicos, psicológicos y emocionales, solo así podrán tener resultados positivos para la salud de los adolescentes y de los adultos mismos.

La solicitud más difícil de llevar a cabo por parte de los padres, es lo que les pidió Jason Nagata: “para conformar un desarrollo adecuado mental y corporalmente, es necesario dormir lo suficiente y para ello deben crearles una rutina de sueño asegurándose que su entorno se cómodo y evitar el uso despedido de dispositivos electrónicos a la hora de irse a dormir”.

Deja un comentario

Back to top button